Sin pedir nada a cambio

¿Qué se puede decir del voluntariado que no se haya dicho ya? Trabajo que se asume libremente, de manera altruista y que hoy se entiende como una forma de solidaridad con todos, sin distinción.

Pienso que más que un trabajo, es una actitud de acercamiento a los otros, a quienes se da sin esperar recibir. La única compensación que se espera en realidad es aprender y comprender… Eso, creo, es lo que engrandece el voluntariado y lo que enriquece al voluntariado.

Cuando uno, por fin, se decide a ser voluntario y se implica un poquito, entonces percibe una riqueza de experiencias, de discursos, de alternativas, de gente, de emociones… Otro punto de vista, otra forma de mirar, de escuchar, de comprender…. Y con ello, gana en tolerancia.

Mi experiencia comenzó en las Jornadas de APAEX de 2006. Allí comprendí lo poco que sé realmente del enfermo alcohólico. Sí del alcoholismo, pero no sabemos de las personas, ni de su enfermedad. Muchas veces, incluso, somos víctimas de nuestros propios perjuicios y estereotipos hacia el alcohólico y eso tampoco nos deja ir más allá. Tal vez por eso me impliqué un poco más . Hoy me alegro, porque, además, se me ha permitido participar en un proyecto que la asociación estaba poniendo en marcha y en el que ha volcado una gran ilusión: Reeducación en el tiempo de ocio y jóvenes en proceso de rehabilitación.

Para nadie es hoy un secreto que el alcoholismo hace mella en los más jóvenes. Cuando muchos de ellos se dan cuenta de su problema y ponen todo su empeño en solucionarlo, se encuentran, en la mayoría de casos, con un tiempo de ocio vacío que es muy díficil llenar, porque el ambiente en el que se han movido no les ha permitido conocer y optar por otras posibilidades. Este proyecto de APAEX, que se pone en marcha con la colaboración de la UCA, pretende que los jóvenes que se están rehabilitando conozcan otras opciones para la diversión y el entretenimiento, otras formas de emplear su tiempo libre conociendo a otra gente y otros ambientes.

Este proyecto ha tenido muy buena acogida. La asociación, su presidente, Juan Maciá, y su psicóloga, Nieves García, artífices de la idea, lo apoyan incondicionalmente; los TASOC Lorena y Pablo han puesto todo su empeño, ilusión y conocimientos en llevarlo para adelante y lo mejor de todo ha sido el grupo de personas que ha aceptado incorporarse al proyecto, que lo han hecho suyo y las ganas y animosidad que le están dedicando. Si me lo permiten, desde aquí quiere gritarles: ¡Olé, va por vosotros!

Gracias por dejarme estar aquí.

Encarni Rodríguez, voluntaria

3 comentarios

Archivado bajo reeducación en el ocio, sensibilización social, voluntariado

3 Respuestas a “Sin pedir nada a cambio

  1. Juan, tienes razón. Encarni es un ejemplo para todas las personas involucradas de una manera u otra en el voluntariado.
    Jesús, si hubiesen más personas como ella, el mundo sería mucho mejor, sin duda.
    Gracias por vuestras aportaciones. Resultan muy enriquecedoras. Este blog no tiene sentido sin vuestra participación. Saludos.

  2. jesus

    ¡Olé Encarni!, ojalá hubiesen más personas como tú. Gracias por todo. Besitos.

  3. juan

    A veces dejar un comentario en este o cualquier otro blog nos cuesta, pero a mi personalmente dejar un comentario en concreto para este artículo, me hace sentir feliz, ya que en el se ve la sinceridad de un voluntario libre sin pedir nada a cambio, pero que al mismo tiempo incluso a veces llegando a ofrecer más de lo que podría realizar. Me consta que la persona que lo ha escrito vive plenamente ese voluntariado.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s