Archivo diario: 02/02/2012

Una razón de ser.

Lo primero que suelen preguntar, tanto cuando empiezas el año de teoría como cuando empiezas el año de prácticas es la razón por la que te encuentras aquí, mi respuesta para ambos años es prácticamente idéntica, estoy estudiando esto porque he conocido de muy cerca a personas de diversos colectivos que necesitan de la ayuda de personas que, como yo, sentimos la necesidad de ayudarles a superar sus dificultades. Aunque esa respuesta que di el año pasado y que me sirve también para este queda incompleta cuando me preguntan el por qué he elegido este colectivo en concreto. Pues bien, yo ya entré a este ciclo con cierta preferencia por los temas de dependencias y de menores en riesgo y, en un segundo plano, mujeres maltratadas, y a lo largo del año pasado me mostraron las necesidades que sufren muchos colectivos, discapacidad, mujeres maltratadas, inmigrantes… y reconozco que me interesé bastante por estos temas, pero lo que más me llamó la atención, sin duda, fueron los días que dedicamos a tratar las dependencias, no solo la dependencia al alcohol, sino también a otras sustancias, al juego… me llegó a interesar incluso más que menores, que era el otro eje principal por lo que hacer el ciclo y fue ahí cuando me di cuenta que lo que de verdad quería hacer cuando llegara el próximo Octubre era conocer más de cerca los aspectos vistos en clase.

Este tema lo tratamos “de puntillas” como quien dice, pues no llegamos a hacer tanto hincapié como en otros, pero lo poquito que lo tocamos me dio tiempo a darme cuenta de que a estas personas no les bastaba con acudir a unas clases de idioma, como es el caso de los inmigrantes, o con encontrar un trabajo o mejorar las ayudas técnicas que pudiesen tener las personas con discapacidad, sino que las personas con problemas de dependencia necesitaban entre otras cosas un esfuerzo mayor, una lucha constante contra recaídas y sobre todo, un gran apoyo.

Es por todo lo anterior por lo que deseo realizar mis prácticas aquí, en APAEX, porque me permite seguir formándome en esta materia y también porque de todas las dependencias existentes trata el alcoholismo, una dependencia por desgracia cada vez más frecuente en nuestra sociedad y que afecta a toda clase social, a hombres y mujeres y en un amplio abanico de edad, características que nos hacen recordar que nadie es más ni menos que nadie y que todos podemos algún día encontrarnos en situaciones así. Sin olvidar tampoco que el centro está cerquita de casa.

Lo que espero a lo largo de estos meses que voy a pasar aquí es aprender más sobre estas personas, sobre cómo poder ayudarlas, adquirir tablas para dedicarme a esto por mucho tiempo y algo aún más importante, adquirir valores y aprender, no solo de Pablo, mi tutor, sino de todos los compañeros que trabajan aquí y de las personas que utilizan este recurso.

Espero salir mi último día de prácticas por la puerta con una gran sonrisa en la cara y con un aprobado bajo el brazo, pues este hecho para mi significará que saldré siendo la misma persona que entró pero con más madurez laboral, muchísimos más valores que me hagan crecer como persona, habiendo absorbido todos los conocimientos posibles y con un grato sabor de boca, ¿lo conseguiré? Estoy convencida que SI.
Lidia Pertusa Garcia.

Deja un comentario

Archivado bajo Uncategorized