Archivo de la etiqueta: opinión

Un día de la mujer sin charla

Por Nieves García Berenguer*

No resulta fácil cambiar las costumbres. La base de nuestra filosofía de trabajo se construye, sin embargo, sobre la idea del cambio como principio curador. Por tanto, reconocemos que los cambios y las renuncias, sobre todo si se trata de hábitos poco saludables, resultan necesarios. Con todo, existen costumbres sin las cuales nuestra existencia o algunas de nuestras formulaciones vitales quedan cuestionadas.

APAEX Elche organiza tres charlas al cabo del año de manera casi obligatoria. Se trata de citas convertidas en habituales en nuestro calendario a fuerza de repetirse. Coinciden con la conmemoración del Día Internacional de la Mujer (8 de marzo), el 7 de abril: por un día sin alcohol y el aniversario de constitución de la asociación, el 14 de julio. En 2011, sólo habrá dos, lamentablemente, porque hoy, a diferencia de otros años, nuestro salón de actos se encuentra vacío.

La Dirección General de la Mujer ha cambiado la organización del ciclo de charlas informativas sobre igualdad de oportunidades entre mujeres y hombres, impartidas por personas expertas. De esta manera, no habrá charlas en las diferentes sedes de las asociaciones, sino una única conferencia el 15 de marzo, a las 16 horas, en el Centro Social Plaza Barcelona.

Entendemos la motivación, que es economizar recursos y facilitar la difusión, información y acceso al mayor número de personas posible, pero consideramos que no se ha adoptado la mejor determinación para conseguir tales fines. ¿Cuántas personas pueden acudir a una charla a las cuatro de la tarde?

Desconocemos si se ha tenido en cuenta los perjuicios que este cambio puede ocasionar en las asociaciones. Para nosotros, las tres charlas que organizamos al año resultan de gran importancia: constituyen una oportunidad para darnos a conocer, difundir nuestra razón de ser, relacionarnos con la sociedad. A veces, éstas resultan las únicas actividades que posibilitan que personas ajenas a APAEX Elche visiten nuestras instalaciones.

Debemos asumir los cambios como vía de crecimiento y superación. Sabemos que traen consigo mejoras en la mayoría de ocasiones. Sin embargo, hoy nuestra sede social se encuentra más vacía que otros años, y ello nos apena.

 *Nieves García Berenguer es psicóloga de APAEX  Elche

Deja un comentario

Archivado bajo sensibilización social

Revista de febrero

Portada de la revista de este mes.

La revista El rincón de APAEX Elche de febrero, elaborada por personas usuarias y voluntarias de la Asociación de Protección y Ayuda al Ex Alcohólico de Elche, se puede descargar aquí.

Si quieres colaborar en la elaboración de esta publicación, contáctanos: blogapaexelche@gmail.com

Deja un comentario

Archivado bajo sensibilización social, voluntariado

Gala del Voluntariado: reencuentros, diplomas y emociones

Por Lorena Escandell

Entrega de diplomas a voluntari@s de APAEX Elche.

Mi primera gala del voluntariado de APAEX Elche, la séptima que organiza la asociación, se convirtió en una experiencia maravillosa, de esas que marcan, tanto, que se quiere recordar toda la vida.

Me encantó reencontrarme con aquellas personas que me acompañaron cuando puse el pie en APAEX Elche por primera vez; mujeres y hombres que participaron conmigo en el curso de formación de voluntariado, con quienes compartí experiencias, inquietudes y sensaciones durante varios meses. Miguel, Lorena, Paula, Jennifer, Andrés…. ¡Qué alegría verles de nuevo!

Sentí cierto apuro cuando el presidente Juan Maciá, en su discurso de bienvenida, se refirió a la labor que desarrollamos las personas voluntarias en la asociación, ilustrándolo con una presentación fotográfica. La primera imagen, la mía, dando una charla. Me dio un poco de corte subir al escenario del Gran Teatro a recoger, de manos de la concejala de Bienestar Social, Vicenta Pérez, el diploma que acredita mi participación en el curso de voluntariado, sensación que desapareció al sentir el calor de todas las personas asistentes. Lo mejor de la experiencia fue felicitar a mis compañeros y compañeras, compartir ese momento tan especial.

Mari Carmen Sánchez, Voluntaria del Año.

Me emocioné cuando se proclamó a Mari Carmen Sánchez Rocamora Voluntaria del Año, un reconocimiento bien merecido, ya que es voluntaria de APAEX Elche desde hace cinco años, efectuando una labor importantísima en la asociación, las acogidas. He compartido con ella mucho tiempo en los últimos meses, desde que se responsabilizó de la revista El rincón de APAEX Elche, en cuya elaboración suelo colaborar. Nerviosa y emocionada, se acordó de las personas que comparten con ella esta experiencia. ¡Muchas gracias, Mari Carmen!

Otro momento importante de la VII Gala del Voluntariado: la actuación del grupo de teatro de APAEX Elche, integrado por jóvenes del programa Reeducación en el área del ocio en personas en proceso de rehabilitación de la adicción, coordinado por Pablo Tortosa. Andrés, Juan, Anabel, Carlos, Paco, Loli y Carlos hicieron un trabajo magnífico, mereciendo la ovación que recibieron al finalizar la representación. Quienes no actuaron pero sí trabajaron en la obra, se la merecen también: Pablo, Antonio y Jesús.  

Actuación del grupo de teatro de APAEX Elche.

El acto concluyó con la actuación en clave de humor del grupo ilicitano Lokaga Falta, que participó en la gala de manera deinteresada con el espectáculo Chistoria de España.

Es la primera vez que escribo en el blog Cambios que curan sobre mi experiencia como voluntaria. Lo hago porque me siento orgullosa de pertenecer a esta asociación, de cuyos intergrantes aprendo muchísimo a diario.

APAEX Elche organiza la gala del voluntariado para reconocer la labor desinteresada de quienes colaboran en la mejora de la calidad de vida de las personas que integran la agrupación. Quisiera devolverles el gesto: gracias por ayudarme a ser mejor persona.

6 comentarios

Archivado bajo reeducación en el ocio, voluntariado

Mi experiencia como voluntaria

¡Hola! Mi nombre es Lorena. Soy licenciada en psicología y, además, voluntaria de APAEX Elche. Había oído hablar de la asociación, pero no sabía mucho sobre ella. Fue en un congreso donde empecé a conocer mejor su labor y el trabajo que realizan con las personas que tienen o han tenido problemas con el alcohol. Allí también descubrí la posibilidad de ayudar de forma voluntaria… ¡Y aquí estoy! Desde entonces, intento formar parte de esta gran familia y hago cualquier cosa que pueda servir de ayuda.

Lo más importante para poder formar parte de APAEX Elche es el curso de formación que recibimos quienes queremos ser voluntarios. En estos cursos, nos enseñan el funcionamiento de la asociación, la enfermedad alcohólica, técnicas de acogida y comunicación, y ponemos en común todo lo que nos preocupa sobre nuestras actuaciones y de qué manera podemos mejorar. El trabajo en equipo de todos nosotros empieza aquí.

Desde luego he aprendido muchísimo estando en APAEX Elche, mucho más de lo que me ha podido enseñar la carrera. Ha sido el contacto directo con la realidad lo que más me ha servido para conocer la problemática del alcoholismo. Y desde luego conoceros me ha hecho entender el problema, pero también descubrir que hay salida y que entre todos se puede conseguir. Pero eso vosotros ya lo sabéis.

Una de mis primeras colaboraciones fue impartir charlas educativas en los institutos sobre consumo/abuso del alcohol y otras sustancias en los jóvenes. Cuando me lo propusieron, acepté encantada. Lo preparé con mucho entusiasmo. Me sentí muy nerviosa por hacerlo bien. Fue una experiencia profesional muy importante que me ha hecho crecer como persona y como voluntaria.

Espero que este tipo de actividades se sigan desarrollando y que puedan servir de ayuda y prevención para los chavales que están empezando a conocer el mundo de la noche, el alcohol… Y, por supuesto, espero que sigáis contando conmigo para ello.

Deseo seguir realizando acogidas, que es otra de las labores que me habéis dado la oportunidad de realizar. Y, por último, me gustaría seguir contando con la ayuda de todos vosotros, tanto voluntarios como profesionales. Me he enriquecido personalmente gracias a vosotros. Además, APAEX no puede funcionar sin vosotros.

Recordad que una mala inclinación es, primero, un transeúnte, luego, un invitado y, al final, el amo.

Gracias por haberme ofrecido la oportunidad de formar parte de vosotros.

 Lorena Moreno, voluntaria

Deja un comentario

Archivado bajo sensibilización social, voluntariado

La vida sin resaca

Las personas, por lo general, hablamos de las resacas como si fuera algo simplemente molesto; bromeamos sobre ello, le quitamos importancia y hasta nos puede parecer gracioso levantarnos por la mañana con resaca ¿no? Decimos: “¡Joder que resaca tengo! ¡Vaya pedo el de anoche… ja, ja, ja”.

He necesitado estar más de un año sin beber para valorar lo negativo que era para mi estado de ánimo levantarme todos los días hecho polvo, con dolor de cabeza, mucha sed, casi ninguna gana de empezar un nuevo día, triste, con sentimiento de culpa y la sensación de estar desperciciando mi vida, perdiendo el tiempo…

Cuando era alcohólico, despertarme por las mañanas era como enfrentarme a un espejo en el que lo que se reflejaba me producía vergüenza. Lo primero que hacía era intentar recordar qué había hecho la noche anterior, pues tenía lagunas en la memoria y nunca sabía si me había metido en algún lío, si me había gastado todo el dinero… Las primeras horas del día las pasaba angustiado y con remordimientos, sin saber por qué exactamente, hasta que volvía a emborracharme.

Esto me desgastaba psicológicamente porque me hacía perder la motivación para plantearme metas y objetivos. Así empezó a darme todo igual: no tener nunca un duro, no poder comprarme un piso, no encontrar un buen trabajo, no prepararme para nada estudiando cualquier cosa… Casi sólo me esforzaba en beber para quitarme la resaca, la sensación de fracaso. Entonces, al día siguiente, volvía a despertarme con resaca, y vuelta a empezar.

Necesité estar dos meses sin beber para darme cuenta de lo importante que es levantarse de la cama con un mínimo de positivismo, energías, ganas de afrontar retos… Me siento como si hubiera pasado muchos años de mi vida con una mochila llena de piedas cargada en la espalda y, de repente, la hubiese soltado.

Hoy por hoy, no pasa una semana entera sin que, alguna mañana, al despertarme, me acuerde del infierno en que se habían convertido mis mañanas. Entonces, me siento feliz y libre. Me siento fuerte. Ya no tengo ansiedad. Y pienso: “¿Qué voy a hacer hoy?”. Y me rio. Ahora estoy contento siempre.

Paco

Deja un comentario

Archivado bajo sensibilización social

Con ojos de mujer

Mujeres de APAEX Elche, en el taller de gimnasia

Las mujeres de APAEX tanto alcohólicas rehabilitadas como esposas de alcohólicos estamos satisfechas de poder colaborar, opinar, hacer críticas constructivas a la asociación, hacer actividades, convivencias y viajes en colaboración con la junta directiva.

Formamos el grupo de mujeres en 1999, en representación de todas nosotras. En aquellos momentos, estábamos con mucha ilusión y ganas de hacer cosas. La directiva nos presentó a la concejala de Bienestar Social y, desde entonces, trabajamos para integrarnos más en la asociación. Hemos conseguido que el aniversario de APAEX se celebre todos los años, cenas y baile los fines de semana, campeonatos de juegos de mesa y merienda los sábados…

También formamos un grupo de teatro llamado APAEX Teatro. Nos sentíamos muy orgullosas de ello. En estos momentos, hay otro de expresión corporal.

Fuimos pidiendo talleres, excursiones, convivencias y viajes. En estos momentos, la directiva nos pide más colaboración a las mujeres.

Con el cambio de las UCA a los centros de salud, la asociación se quedó sin psicólogo y se ha luchado mucho para tenerlo. Hay talleres de autoestima, habilidades sociales, risoterapia, atención psicológica, voluntariado, gimnasia, expresión corporal, cocina, senderismo, convivencia en albergues y el programa de fin de semana para jóvenes.

El cambio que ha experimentado APAEX en estos años es muy positivo. Deseamos que siga esta evolución.

Todo esto nos ha llevado a que hoy día cada una de nosotras va a la asociación a participar en las actividades que queremos y ya no como acompañantes de nuestros maridos, sino por nosotras mismas, porque lo pasamos bien, no perdemos el contacto y nos ponemos al día de nuestra vida. Además, sabemos que, con estas actividades, nuestros maridos no dejan de venir a la asociación. Lo más importante es que todas estas actividades nos ayudan a crecer como personas.

¡Ya era hora que las mujeres hiciéramos algo por nosotras!

Por todo esto, gracias a los hombres y las mujeres de APAEX Elche.

Grupo de Mujeres APAEX Elche

4 comentarios

Archivado bajo sensibilización social

Sin pedir nada a cambio

¿Qué se puede decir del voluntariado que no se haya dicho ya? Trabajo que se asume libremente, de manera altruista y que hoy se entiende como una forma de solidaridad con todos, sin distinción.

Pienso que más que un trabajo, es una actitud de acercamiento a los otros, a quienes se da sin esperar recibir. La única compensación que se espera en realidad es aprender y comprender… Eso, creo, es lo que engrandece el voluntariado y lo que enriquece al voluntariado.

Cuando uno, por fin, se decide a ser voluntario y se implica un poquito, entonces percibe una riqueza de experiencias, de discursos, de alternativas, de gente, de emociones… Otro punto de vista, otra forma de mirar, de escuchar, de comprender…. Y con ello, gana en tolerancia.

Mi experiencia comenzó en las Jornadas de APAEX de 2006. Allí comprendí lo poco que sé realmente del enfermo alcohólico. Sí del alcoholismo, pero no sabemos de las personas, ni de su enfermedad. Muchas veces, incluso, somos víctimas de nuestros propios perjuicios y estereotipos hacia el alcohólico y eso tampoco nos deja ir más allá. Tal vez por eso me impliqué un poco más . Hoy me alegro, porque, además, se me ha permitido participar en un proyecto que la asociación estaba poniendo en marcha y en el que ha volcado una gran ilusión: Reeducación en el tiempo de ocio y jóvenes en proceso de rehabilitación.

Para nadie es hoy un secreto que el alcoholismo hace mella en los más jóvenes. Cuando muchos de ellos se dan cuenta de su problema y ponen todo su empeño en solucionarlo, se encuentran, en la mayoría de casos, con un tiempo de ocio vacío que es muy díficil llenar, porque el ambiente en el que se han movido no les ha permitido conocer y optar por otras posibilidades. Este proyecto de APAEX, que se pone en marcha con la colaboración de la UCA, pretende que los jóvenes que se están rehabilitando conozcan otras opciones para la diversión y el entretenimiento, otras formas de emplear su tiempo libre conociendo a otra gente y otros ambientes.

Este proyecto ha tenido muy buena acogida. La asociación, su presidente, Juan Maciá, y su psicóloga, Nieves García, artífices de la idea, lo apoyan incondicionalmente; los TASOC Lorena y Pablo han puesto todo su empeño, ilusión y conocimientos en llevarlo para adelante y lo mejor de todo ha sido el grupo de personas que ha aceptado incorporarse al proyecto, que lo han hecho suyo y las ganas y animosidad que le están dedicando. Si me lo permiten, desde aquí quiere gritarles: ¡Olé, va por vosotros!

Gracias por dejarme estar aquí.

Encarni Rodríguez, voluntaria

3 comentarios

Archivado bajo reeducación en el ocio, sensibilización social, voluntariado

Una gran familia

Soy hija de un alcohólico rehabilitado. Hace quince años, mis padres llegaron a la asociación. Desde entonces, mi padre no consume alcohol. Al principio, mi madre, mis hermanos y yo estábamos preocupados porque él no tenía las cosas muy claras cuando entró. Hizo una promesa de tres años, alegando que no iba a consumir durante ese tiempo y que después lo volvería a hacer pero con tolerancia. Pero no fue así. Los compañeros le hicieron ver cómo estaba cuando llegó a APAEX y lo que había cambiado su vida y la de su familia después de año y medio.

Parte de la "familia" APAEX Elche, en Santiago de Compostela

Mi madre ya iba teniendo tranquilidad porque el pensamiento de mi padre estaba cambiando. Hasta el día de hoy, sigue así. Mis hermanos y yo estamos orgullosos de nuestros padres, porque nos ha cambiado la vida radicalmente, todo gracias a APAEX. Hace unos años escribimos un testimonio en agradecimiento a mi padre por el esfuerzo que hizo. También he de decir que si no hubiera sido por mi madre, él no hubiera ido al centro. Ella tiene mucho mérito, por haber estado en todo momento apoyándole y sufriendo todo. Si no hubiera sido por ella, no sé qué hubiera pasado.

Voy a dar mi opinión sobre lo que significa APAEX para mí: es como una gran familia que acoge y ayuda a personas con problemas de alcohol y otras adicciones. La asociación también presta ayuda a sus familiares. Hay, entre otros, un grupo de voluntariado que está haciendo una gran labor dando charlas e información sobre drogas y la asociación a los institutos, colegios, centros sociales, radio, prensa, etc… Para que los jóvenes tengan información y sepan decir NO a esas drogas.

Me ha enriquecido mucho como persona asistir a jornadas de alcoholismo, congresos de la juventud, charlas de aniversarios de la asociación, convivencias, talleres…. A mi parecer, las familias deberían integrarse en las convivencias, terapias, talleres y demás actividades.

¡Anímate, apúntate y verás qué bien te sientes!

¿Tienes un problema? Ponle remedio, que la vida son dos días. Aprovéchala y disfruta de ella.

Carolina Rodríguez Lozano

Deja un comentario

Archivado bajo sensibilización social

He superado la adicción

Mi nombre es Manuel. Soy un chaval que ha sufrido mucho por culpa de la droga y el alcohol. No me voy a extender mucho, pero voy a contar las circunstancias principales de mi adicción y cómo he logrado luchar contra ello con la ayuda de mi familia y amigos.

Empecé a consumir alcohol a la temprana edad de trece años, en el colegio, pero muy esporádicamente. La primera borrachera la cogí con catorce años y vino tinto de tetrabreak. A partir de ese momento, comencé a beber los fines de semana hasta los 19 años, cuando me inicié en las drogas. Poco a poco fui familiarizándome con ellas. Comencé a trabajar en una fábrica de calzado de cortador y empecé a ganar demasiado dinero para un chaval de esa edad. Empezaron a venir las adicciones más a menudo, las borracheras ya eran todos los fines de semana. De los 20 a los 25 años, todo era fiesta. Tuve varias relaciones, pero no funcionó ninguna y, además, me siento arrepentido del daño que provoqué por culpa de mis adicciones.

Cuando cumplí los 25 años, ya empecé a deteriorarme y a subir de peso hasta alcanzar los 95 kilos. Descuidé mi imagen, llevaba el pelo largo y barba de dos semanas. Tanto el alcohol como las drogas fueron adueñándose de mi vida. En esa época, mis hermanas y yo teníamos una empresa familiar, la cual llegué a arruinar y todavía estoy pagando las consecuencias.

A los 28 años, empecé a beber y a consumir cocaína diariamente hasta cumplir 31 años. Ya estaba muy deteriorado física y psíquicamente. Gracias a mi familia, que me habló y me acompañó a la UCA, empecé mi tratamiento, luego, desde allí, me hablaron de APAEX y entré en el grupo de ocio y tiempo libre, al cual todavía pertenezco.

En cuanto dejé las adicciones, cambió mi vida y la de mi familia. Empecé a hacer deporte y a centrarme en mi trabajo. Al poco tiempo, me apunté para sacarme el acceso a la universidad y lo logré en mayo del año pasado. Estoy estudiando en la universidad de Alicante por las tardes A.D.E (Administración y dirección de empresas). El negocio familiar ahora es mío y me va bastante bien. Compagino estudios y trabajo.

Debo agradecer a toda la gente con la que he coincidido en este trayecto que me ha ayudado mucho, a los profesionales de la UCA y, sobre todo, a los de APAEX. A Nieves, la psicóloga, por todos sus talleres, a Lorena y Pablo, los TASOC del grupo, por ser como son. Y a mis compañeros, a toda la gente de APAEX. Sobre todo agradecer a Juan, que me ha introducido en el organigrama de APAEX. Por supuesto, a toda mi familia.

Me gustaría mandar un saludo y un abrazo muy grande a Lorena. Ánimo.

Manuel Menargues, voluntario

2 comentarios

Archivado bajo ocio y tiempo libre, reeducación en el ocio, sensibilización social, voluntariado

Curarse cambiando

“Quien quiera una felicidad y sabiduría constante deberá acomodarse a continuos cambios”. Confuncio

Muchas veces nos suceden cosas en nuestra vida que nos la pone patas arriba: la muerte de un ser querido, la pérdida de un trabajo, una enfermedad, una separación, el alcoholismo…

Ante estas situaciones que suponen un duro golpe a nuestra realidad, la mayoría de las veces, pretendemos buscar algo que con el mínimo esfuerzo nos permita seguir nuestra rutina sin apenas corregir o cambiar nada. Pero, la mayoría de las veces, la curación nos lleva a realizar grandes cambios, que suponen renunciar a cosas que siempre han sido de una determinada manera; cambiar hábitos y conductas, cambiar relaciones y personas.

Esta asociación sabe que para poder ayudar a los enfermos y enfermas alcohólicas y a sus familias debe apostar por la idea de curar a través de los cambios, siendo ella misma la primer en cambiar: cambiar de actividades, cambiar de lugares, cambiar costumbres, introducir nuevos proyectos, ideas, personas, profesionales… A través de esto, ha conseguido día a día consolidarse, adaptarse a los nuevos tiempos y retos, ofreciendo y realizando los cambios necesarios para ello.

Me siento partícipe de estos cambios aportando mi granito de arena día a día.

Nieves García Berenguer, psicóloga APAEX Elche

Deja un comentario

Archivado bajo sensibilización social